Crisis general sistémica, fundamentos MNIP y diálogo con nuestros lectores | MNIP

Crisis general sistémica, fundamentos MNIP y diálogo con nuestros lectores

Apreciados lectores, hacemos un alto hoy día para responder a sus preguntas y opiniones, haciendo una síntesis de las mismas, tan valiosas y motivadoras para nosotros.

¿La corrupción enquistada en las instituciones impediría toda acción de reactivación económica?

La diseminación de la corrupción y el atraso económico-social es parte y consecuencia de la crisis general del Sistema Capitalista Global – SCG. El SCG no funciona sin corrupción, desde sus niveles supranacionales hasta sus niveles regionales y locales. El sistema es la corrupción. La corrupción es el sistema. ¿Por qué? Porque vivimos la obsolescencia y parte final de este sistema, y el nacimiento de otro: el Poscapitalismo o La Tecnocracia (en este escrito y los siguientes proporcionaremos información al respecto). Sin embargo, no podemos dividir la sociedad entre ‘corruptos’ y ‘honestos’, y no podemos luchar contra la corrupción tan solo persiguiendo corruptos. Enfatizamos: es sistémico. Queremos decir, que cada vez que encarcelemos corruptos, el sistema, para funcionar, creará sus sustitutos. Finalmente, si encarcelamos a todos los corruptos, ¿quién nos protegerá de los honestos? ¿Qué hacer?

Comprender el SCG como esencia y como proceso, limitar las consecuencias de su obsolescencia y construir otro sistema, de lo pequeño a lo grande, y de lo local a lo regional, sin dejar de actuar de arriba hacia abajo (Constitucionalmente, judicialmente y electoralmente). Para todo ello, se necesitan organizaciones políticas con teorías sociales y programas de acción verdaderos. Y, lamentablemente, eso no existe en el país. He ahí la impotencia, la capitulación y autodestrucción moral de gran parte de los líderes y representantes de estas organizaciones. Se necesita estructurar nuevas teorías sociales y científicas, y programas de acción consecuentes. El propósito de MNIP es servir significativamente al desarrollo organizacional de la clase política a través de continuas revoluciones culturales y organizacionales.

A modo de provocar el interés en los asuntos estructurales de la sociedad frente al fin y surgimiento de épocas, compartimos tres citas extraordinarias de dos líderes del cambio mundial:

– Es interminable la lista de problemas con los que se enfrenta nuestra sociedad. Padecemos el hedor y la podredumbre moral de una civilización industrial moribunda, donde sus instituciones, una tras otra, se precipitan en una ciénaga de ineficacia y corrupción (…) Ya no es posible resolver dentro del marco de esta civilización los problemas más urgentes de hoy, desde los de la energía, la guerra y la pobreza hasta la degradación ecológica y la quiebra de las relaciones familiares. El rígido dogma teológico del mercado libre y el goteo de los beneficios de arriba hacia abajo que postulan los políticos no va a solucionarlos (…)

– Sin embargo, los cambios bruscos que ahora experimentamos dan por sentado que vivimos una transformación gigantesca de nuestro modo de vivir, trabajar, actuar y pensar, porque lo que ahora sucede es una revolución global de enorme magnitud… Pero estos grandes cambios no son caóticos ni aleatorios, sino que, de hecho, forman una pauta definida y claramente discernible (…) de tal forma que, analizados desde esta perspectiva, muchos acontecimientos, aparentemente desprovistos de sentido, resultan de pronto comprensibles (…) Las líneas generales del cambio empiezan a emerger con claridad. La acción por la supervivencia vuelve a ser posible y probable. En resumen, la premisa revolucionaria libera nuestra inteligencia y nuestra voluntad (Toffler & Toffler, 1995).

– Los líderes más eficaces son, en primer lugar, modelos de liderazgo centrados en los principios; se han dado cuenta de que todos estamos sujetos a las leyes naturales o a los principios rectores que obran independientemente de que los conozcamos o los obedezcamos. Nuestra eficacia social se funda en el alineamiento con esos principios inviolables: las leyes naturales de la dimensión humana, que son simplemente tan reales y tan invariables como en la dimensión física son las leyes de la gravedad. Estos principios están entrelazados en el tejido de cada sociedad civilizada y constituyen las raíces de toda organización que ha perdurado (Drucker, 1989).

¿Propiciar el “dinero helicóptero” sobre la base de deuda externa es una locura?

No es una ‘ilusión’ ni una ‘locura’ propiciar una gran inyección de dinero no reembolsable en los niveles socio-económicos (NSE) C2, D, E (12 millones de trabajadores “informales”) para reactivar la demanda interna, sin lo cual no es posible la reactivación de la economía nacional. Enfatizamos que Estados Unidos lo está haciendo por el valor de 2 billones de dólares (100 por ciento de su PBI), a pesar que tiene una deuda externa de 2 billones en la actualidad. El problema, así, no es la deuda, sino la capacidad de gestión del desarrollo.

Chile, por ejemplo, tiene una deuda externa de 73 por ciento de su PBI (198 mil millones de dólares), muy superior a la deuda externa del Perú, equivalente al 27% de su PBI (58 mil 900 millones de dólares). ¿Por qué? Porque Chile invierte más en el desarrollo que Perú (¡3 veces más!: 300 por ciento). He ahí el problema. El Perú no puede seguir así. En nuestro país, no tenemos un problema de deuda externa ni problema macroeconómico alguno. Puede inyectar dinero hasta el 70 por ciento de su PBI, como Chile, y no pasaría nada, ni hiperinflación, ni default, ni nada. Lo que el Perú tiene es un problema de liderazgo y gestión, sobre todo de su clase política.

datos macroeconomicos latinoamerica pbi deuda

¿La participación de las Fuerzas Armadas implicaría una dirección burocrática y la subordinación de los sectores populares?

Las Fuerzas Armadas (FF.AA.), por su condición Constitucional e institucional, no liderarían la dirección ejecutiva cívico-militar propuesta, no subordinarían a los sectores populares en la aplicación del programa de acción planteado por MNIP, ni menos manejarían el dinero a entregar a millones de personas (se entregarían ‘tarjetas inteligentes’ de consumo básico de bienes y servicios). ¿Por qué entonces participarían o serían parte de una dirección ejecutiva de guerra económica? Porque hemos ingresado ya a una situación de excepción que exige la necesidad perentoria de actuar de forma centralizada, masiva y rápida, sin que se altere el orden público. En el sentido que, el Gobierno, premonitoriamente, declare un estado de guerra económica (o un estado de excepción) por el peligro inminente de un caos social, resolviendo el marco legal correspondiente.

La estructura organizacional de la dirección ejecutiva cívico-militar (DECM) sería la siguiente:

– Presidencia de la República
– Presidencia del Congreso
– Presidencia del Poder Judicial
– Defensoría del Pueblo
– Contraloría general de la República
– Jefatura de las FF.AA.
– Jefatura de las Fuerzas Policiales
– Presidencia de Gobiernos Regionales (ANGR)
– Presidencia del AMPE
– Red de voluntariado nacional

– Todos los miembros de la DECM se organizan según sus funciones y alcance territorial (nacional-regional-provincial-distrital).

– La estructura propuesta es estratégicamente centralizada y creativamente descentralizada, en la medida que en la Dirección Nacional se establecen los lineamientos estratégicos, que se interpretan y adaptan a nivel regional y provincial, y que se aplican a nivel distrital.

– El eslabón principal es el nivel local-distrital, el frente de batalla, que se realizaría a través de una dirección ejecutiva distrital de autogestión social que lideraría el alcalde, conjuntamente con los niveles distritales de la DECM con alcance distrital. La autogestión social distrital, para la aplicación del programa de acción de guerra económica nacional, se basaría en las juntas vecinales o direcciones barriales, la red de voluntariado distrital (Cáritas, Iglesias, ONG, asociaciones civiles,…) con el soporte logístico y apoyo de las FF.AA. y las Fuerzas Policiales in situ. Teniendo en cuenta que las decisiones se toman en el nivel más cercano e inmediato a la comunidad local beneficiaria, y que los niveles provinciales y regionales se dedican a asistir y a apoyar, precisamente, a los niveles operativos distritales.
– Estaríamos frente a una gran oportunidad de desarrollo cultural y organizacional de la sociedad civil, la clave del desarrollo económico social del país.

¿El poner al Estado a liderar y promover la reactivación económica es una oportunidad de iniciar una reingeniería estatal?

Transcribimos dos citas fundamentales en referencia a la pregunta:

Desde la aparición manifiesta del sistema capitalista global en los años de 1980, a partir del traslado de la producción industrial de los países de occidente hacia la periferia global —cuando las últimas tecnologías del sector financiero-informático comienzan a tener una posición dominante en el Hemisferio Norte, que finalmente modifican las economías nacionales de dinámica interna a través de las múltiples redes de flujo de capital, tecnología, información y productos que operan a escala global en tiempo real (Castells & Esping-Andersen, 1999)—, se constituyen velozmente Estados Globalistas (o Estados Corporación). Estos Estados se adecúan a la globalización de los capitales financieros, lo que supone la minimización de sus obligaciones sociales hasta procurar librarse de la población económicamente no rentable, sobrante. Dentro del sistema de producción a base de tecnologías de punta, las capas sociales masivas no son necesarias (Fúrsov, 2008).

El sistema integrado transnacional de producción, constituido por 88 mil empresas transnacionales y 600 mil asociadas o afiliadas en el mundo entero, es el núcleo estructural del Capitalismo globalizado del siglo XXI (…) El 80 por ciento de las transacciones/intercambios se realizan entre capitales financieros al interior de su plataforma, y solo el 20 por ciento restante queda como comercio exterior entre las estructuras resquebrajadas de los Estados-nación (…) Los paraísos fiscales son parte de esta nueva arquitectura financiera global que se configura como sistema extra territorial (extra Estados-nación), y que opera desfinanciando a los Estados de los países centrales (América Latina en Movimiento, 2017). (…) Hemos pasado del período de los Estados imperialistas a los Estados-corporación, al servicio del sistema integrado supranacional de las grandes corporaciones Estado.

¿Cómo hacer para elevar la educación científica y creativa de los peruanos?

Transcribimos dos citas fundamentales en referencia a la pregunta:

La auto-educación es la mejor manera de aprender y desarrollarse en este mundo. Es el arma más potente para enfrentar a esta época de tanta información. Los que son capaces de auto educarse tendrán más posibilidades de tener éxito en cualquier campo de trabajo (…) La educación tradicional tiene fecha de expiración, la autoeducación es para siempre. La primaria, la secundaria y la educación universitaria, incluso con especializaciones prácticamente se acaba (…) Pero, en la era de la información, el dejar de inyectarle conocimientos nuevos a la mente es sinónimo de quedarse estancado, en el mejor de los casos. Las pocas personas que entienden lo que es la auto-educación están constantemente aprendiendo cosas nuevas de diversas fuentes, haciendo que tengan una visión más amplia sobre cualquier tema. Hoy en día, el auto-educarse es sin duda algo realmente importante para toda persona.

En la educación siempre se trata de buscar información que realmente nos importe. Una de las cosas más criticadas del sistema educativo actual es que tratan de enseñarles a muchas personas el mismo contenido, y de la misma manera, juzgándolos a todos por igual (…) La auto-educación desarrolla a las personas por encima de aquellas que no lo hacen. Para actuar de mejor manera y conseguir mejores resultados, se necesita cambiar de manera de pensar; y el auto-educarse trae consigo un desarrollo mental por encima de las personas que ignoran este concepto (Auto-educación, la mejor manera de aprender y desarrollarse en este mundo).

¿Es posible empezar de cero la construcción de una nueva sociedad?

Transcribimos dos citas fundamentales en referencia a la pregunta:
La palabra ideología tiene muy poca o nula presencia en nuestro mundo institucional. He ahí el problema. Porque son precisamente las creencias que constituyen nuestro credo las que impiden que nuestras instituciones sean más adaptables, más innovadoras, más inspiradas y más nobles… Nuestra ideología del desarrollo nos limita… La historia humana es una crónica de conflictos ideológicos. Finalmente, una de las ideologías se impone sobre sus rivales porque genera mejores resultados sociales. Todo depende de la ideología (Hamel, 2012).
Los sistemas sociales grandes y complejos no se cambian desde arriba, salvo estén en medio del desastre. Pero el desarrollo desde abajo significa comenzar de cero otra vez. En el período actual del desarrollo tecnológico, significa crear una multitud de pequeñas empresas de todo tipo (de negocios, culturales, sociales, y/o políticas) que permitan a la gente ver el fruto de sus esfuerzos. Consiste en crear embriones que crecen a través de un proceso de división celular: una única célula se convierte en dos, luego en cuatro, ocho, 16, y así sucesivamente. Algunas células se convierten en pulmones, otras en dedos de los pies, en huesos, en tendones y en todos los demás órganos y estructuras del cuerpo. División y diferenciación, esa es la esencia del crecimiento. Lo mismo ocurre en las organizaciones. Cuando estas dejan de dividirse y diferenciarse, la innovación muere y el crecimiento se frena (Hamel, 2007).

Miremos hacia adelante 20 o 30 años, ¿espera alguien que sean menos turbulentos? ¿Cómo será el mundo que tendremos ante nosotros? Nadie lo sabe a ciencia cierta, pero sí sabemos que se pondrá a prueba nuestra capacidad colectiva de hacerle frente… El mundo será algo totalmente diferente al que conocemos. Por todo ello, estamos obligados a dejar viejas creencias… El problema está en nuestras maneras más fundamentales de pensar. Si estas no cambian, cualquier capacitación o recambio producirá los mismos tipos improductivos de acción (Senge, 1992).

10 Comentarios sobre “Crisis general sistémica, fundamentos MNIP y diálogo con nuestros lectores

  1. Excelente análisis, lamentable que estamos en una sociedad dónde impera que” sobresalgan” líderes camuflados solo por tener poder económico. Habemos líderes que hacemos gestión y labor social, pero las limitaciones nos frenan el deseo de hacer más por nuestra comunidad.

  2. Bien dicho y hecho el análisis, pero creo yo humildemente es la oportunidad para procurar la industrialización del país, y dejar de ser dependientes de solo recursos, y luchar hasta eliminar la corrupción con la refundacion del estado, es nuestra tarea denunciar en todo nivel, y construiremos este nuevo Perú; por favor si me invitan a conversar

  3. Soy un convencido que la Revolución educativa (en niveles de Estudios Inicial, primaria y secundaria), para el futuro del joven y hombre peruano,garantizara con mayor dignidad su condición de vida mas adelante, enfoques como la redistribución de la Riqueza, por no decir la Redistribución de los Factores de producción, en algo posibilitará el acercamiento para reducir los niveles de desigualdad económica y social en los próximos 25 años.
    El combate a los actos de Corrupción es tema legal y de pragmatismo desde el nivel de Gobierno, como en Singapur y ahora, Ello debe ser la señal de la Revolución cultural educativa Peruana, indicada para el Perú.

  4. Estimado Ramón, celebro la apertura coloquial que nos brinda, sobre un aspecto fundamental para la existencia humana, especialmente la que circula en nuestro entorno más cercano, sea éste local, regional o cualquier forma subnacional/nacional de ubicación en la que nos encontremos. Comparto el planteamiento, no hay en este momento, partidos políticos con sólidas teorías sociales o programas de acción vigentes. Sí las hubo, fueron respetables, en una de ellas me forjé y aprendí a no separarme jamás del uso del método científico, que es un instrumento heurístico de autoeducación y autoformación. Comparto la propuesta tácita que enarbola respecto a la construcción de un nuevo orden, sin prescindir de los “entes u organismos existentes”, se debe ser pragmático sin perder la perspectiva. Pero creo que ello resultaría peligroso si no es monitoreado por “una sustancia gris sostenible” y, este pequeño aparato siempre debe estar como núcleo en la acción política de partido institucional que dirija el proceso. Necesitamos, claro que sí, no iniciar, sino adecuar el proceso “revolucionario ciudadano”, éste ya está en movimiento, son tiempos de quiebre a nivel mundial, con énfasis en los estados territoriales. Hoy, espero dar mi aporte ciudadano, sus planteamientos calan en la mente ágil de los que pretenden ser gestores sociales del cambio nacional. Estoy comprometido con el Perú, por lo que es probable que podamos ampliar diálogos sobre diversos aspectos categoriales, funcionales y operativos que propone como dinamizadores del movimiento social. Felicitaciones y, gracias por compartir.

  5. MNIP, Felicitaciones por esta excelente iniciativa.
    Concuerdo con los fines y objetivos de este manifiesto, la problemática esta latente y es momento de de actuar desde el lugar o cargo en el nos desenvolvemos, convoquemonos a todos quienes estemos comprometidos por liderar esta clase de gestas contra una estructura corrompida que ha desvirtuado y frenado el desarrollo de nuestro pais con este ya caduco modelo neoliveral del sistema económico impuesto en nuestro país por una clase dominante, que no quiere soltar el poder económico, me parece que son heredados por grandes oligarcas, en detrimento de nuestros pueblos sufridos como se esta develando a efectos de este mal pandemico que aun nos golpea.

  6. Es necesidad histórica la de plantear soluciones a la crisis de gobernabilidad que está en ciernes. En estos meses, la convulsión social que se viene, tiene que ser llevada con una organización adecuada, sino se va a convertir en una revolución social amorfa, como pasó en Chile y otros países, sin direccionamiento. El pragmatismo que plantea el autor, es lógico y viable.
    A eso, sugiero, que la palanca de esa organización se den desde el desarrollo económico, basado en las microempresas o emprendedores, como llaman otros; fortalecerlos en una especialización, las que organizados en un proyecto mayor, será un verdadero vendaval de cambio.

  7. La justicia social se traduce en el bien común que es tarea de los Estados; pero, históricamente, en nuestro país, la corrupción ha impedido cumplir estos fines….que hacer…promover un plan de acción que desde el hogar, escuelas, colegios, universidades se cultiven los valores humanos traducidos por nuestros ancestros Incas: No robar, no ser ocioso y no mentir…

  8. Señor RamonEspinoza y MNIP, le escribo desde un distrito de LP, Paramonga, donde he visto como el proceso de reforma agraria , la creacion del distrito en 1976, la experiencia dela Cooperativa Azucarera,, la experiencia del sector estatal industrial y finalmente e lproceso de privatizacion han logrado destruir elfuturo de todo un pueblo que venia logrando buenos desarrollos sociales y tecologicos de la W. GRACE.
    Soy un educador y formador de docentes jubilado que labore en la etapa caliente del SUTEP y he visto lo negativo del dogmatismo ideologico y por cumplir tareas institucionales educativas fui victima del terrorismo.Toda esta experiencia me facilito una evolucion en mi pensamiento complejo que coincido con Ud. y el MNIP en un 90%.
    Lo felicito a Ud. y demas mienbros por que es un hallazgo no fortuito haberme relacionado con ustedes, debido a mi fe en la creencia de que en el vasto territorio nacional habian otros peruanos patriotas que estaban forjando nuevas bases de un tejido naional para ciudadanos de almas bellas. Todos los que hacemos estas cosas hermosas nos acrcan a nuestra identidad de ser creaturas de Dios y somos como los puntos de la envoltura de un icosaedro, en lo dicho por el Papa Francisco.
    Espero seguir dialogando con ustedes. Gracias.

  9. Es maravilloso estas nuevas formas de pensar; nuestros problemas a solucionar es la corrupción porque en el Estado nadie quiere pensar o actuar si no lo “aceitan”
    La vida pos covid será diferente o nos salvamos todos o estaremos en una sociedad de sálvese quien pueda. Lo primero es salir de la crisis . Primero debemos tener una Ley General del Trabajo, donde a cada uno se le pague por igual trabajo y no por se ubicación institucional o geográfica; porque los empleados públicos son los que aplicarán cualquier cambio. Segundo ley que haga al que quiera delinquir se desanime por temor a las consecuencias.

Deja una respuesta