Actualidad global y desarrollo: Nuevos enfoques y exploración de tendencias | MNIP

Actualidad global y desarrollo: Nuevos enfoques y exploración de tendencias

La sociedad capitalista como proceso

La sociedad capitalista se estaría desarrollando a través de tres grandes periodos claramente discernibles (1750 – 1850, 1850 – 1950, 1950 – 2050). El tercer y último periodo civilizatorio, el Globalismo, se caracterizaría por su obsolescencia y autodestrucción, y no por su potenciación política y guerrera como el segundo periodo histórico capitalista: el Imperialismo (ver cuadro 1).

Cuadro 1:

Primer Período (1750 – 1850) Constitución del Sistema Capitalista y el Estado Nación. La Enciclopedia (1750), máquina de vapor (1750), Revolución Industrial Inglesa (1780), Revolución Política Francesa (1789), Revolución Educativa Alemana (Hegel -1820), Ferrocarril EEUU (1820).
Segundo Período (1850 – 1950) Potenciación del Sistema Capitalista e Imperialismo. Guerra de México (1846), Guerra de Secesión (1861). Petróleo, dínamo, motor Diesel, Química de Nobel (1865). Primera Guerra Mundial (1914), Segunda Guerra Mundial (1939).
Tercer Período (1950 – 2050) Globalización y obsolescencia del Sistema Capitalista, Estados Corporación. Energía y tecnología nuclear, computación e informática, biología y tecnología molecular. Se inicia con Posguerra y reconstrucción de la economía del hemisferio norte.
“El tercer y último periodo civilizatorio (1950 – 2050), el Globalismo, se caracterizaría por su obsolescencia y autodestrucción, y no por su potenciación política y guerrera como sí lo hizo el segundo periodo histórico… Clic para tuitear

Procesos pendulares del globalismo

El Globalismo se estaría desarrollando a través de ciclos pendulares de tres décadas cada uno, aproximadamente; el primero, de la década de 1950 a la década de 1970, de reconstrucción de las economías nacionales de posguerra; el segundo, de la década de 1980 a la década del 2000, de globalización de las economías desarrolladas del hemisferio norte; y, un ciclo contrario de tres décadas aproximadamente (2010, 2020 y 2030) de reconstrucción económica nacional por proteccionismo con propensión a la autosuficiencia, frente al mercado industrial libre —todavía vigente— de las grandes transnacionales estacionadas en países con mano de obra barata masiva (ver cuadro2).

Cuadro 2:

Primer Proceso Nacionalista de Posguerra (1950 – 1980) Bretton Woods (1944), Plan Marshall (1948), dos décadas de reconstrucción de la economía del hemisferio norte, crisis del dólar y crisis financiera mundial – Nixon (1971), crisis energética (1971 – 1976).
Segundo Proceso de Globalización (1980 – 2010) Ronald Reagan (1981) y Margaret Thatcher (1979). Sistema Capitalista Global (George Soros). Crisis y desplome sistémico (2000 – 2008).
Tercer Proceso de Nacionalización (2010 – 2040) Brexit (May), Donald Trump, Marine Le Pen, etc. hacia la reconstrucción de economías nacionales de dinámica interna. Los países subdesarrollados llegarían tardíamente a estos procesos de autosuficiencia.

Corporaciones supranacionales y nueva situación mundial

El sistema integrado transnacional de producción, constituido por 88,000 empresas transnacionales (ETNs) y sus 600,000 asociadas o afiliadas en el mundo entero, es el núcleo estructural del capitalismo globalizado del siglo XXI. El 80% de las transacciones/intercambios se realizan al interior de sus plataformas y solo el 20% restante queda como comercio exterior entre las estructuras resquebrajadas de los Estados Nación.

“El sistema integrado transnacional de producción, constituido por 88 mil empresas transnacionales y sus 600 mil afiliadas, es el núcleo estructural del capitalismo globalizado del siglo XXI”. Clic para tuitear

De todas estas transacciones/intercambios, solo el 52% del sistema integrado transnacional de producción es visible para las instituciones de la administración de los países. El 48% restante circula por los mal llamados “paraísos fiscales”. A estos “paraísos fiscales” va el 97% de las ganancias y rentas anuales socialmente producidas, mientras que la contabilidad de los gobiernos nacionales solo visualizan el 3% de estas ganancias y rentas, aunque sí el 100% de los costos. En tal sentido, los “paraísos fiscales” son parte de una nueva arquitectura financiera global que se configura como un sistema extraterritorial (extra-Estado nación), y que opera desfinanciando a los Estados de los países centrales. Fuente: “La producción mundial se vuelca a la ‘nube’” (Jorge Castro). Mirada global, Clarin.com. (14/09/2014).

Crisis sistémica global del trabajo y del capital, desempleo y subempleo

En general, el trabajo humano se enfrenta a una grave crisis en todo el mundo, sobre todo con la aparición del Capitalismo Global a partir de la década de 1980, la sustitución de la mano de obra por la tecnología y la falta de creación de nuevos puestos de trabajo al nivel de la desocupación que genera la modernización del agro, la industria y los servicios.

¿Dónde se encuentra hoy la mano de obra mayoritaria de ayer?: En el trabajo independiente precarizado, el subempleo formal (sueldos mínimos) y la desocupación.

¿Dónde se encuentra hoy la mano de obra mayoritaria de ayer?: En el trabajo independiente precarizado, el subempleo formal (sueldos mínimos) y la desocupación. Clic para tuitear

En tal sentido, a fines de la década de 1970, a medida que el capitalismo occidental se convertía en un sistema global, la remuneración del trabajo se paralizó y comenzó a descender en todo el mundo. Así, el 80% de la PEA mundial tiene, actualmente, una capacidad adquisitiva muy pobre frente a la enorme infraestructura industrial moderna construida por el Globalismo durante las últimas tres décadas.

Crisis del capitalismo global y sus teorías económicas

Llegado a un punto, el Capitalismo puede autodestruirse, porque no se puede seguir trasladando ingresos del trabajo al capital sin tener un exceso de capacidad y una falta de demanda agregada. Y eso es lo que está sucediendo. Pensamos que los mercados funcionaban y no están funcionando. Lo que es individualmente racional es que cada empresa quiere sobrevivir y prosperar, y eso significa recortar costos laborales aún más. Mis costos laborales son los ingresos laborales y el consumo de otros. Por eso es que es un proceso de autodestrucción (Nouriel Roubini, 2011).

Joseph Stiglitz, el premio Nobel de Economía norteamericano, asegura que, para medir correctamente el bienestar económico de los países, no solo habría que tener en cuenta el PBI, sino también algunos aspectos sociales básicos. “El PBI no es un error en sí, pero se utiliza de manera errónea”, especialmente cuando se presenta como “una forma de medir el bienestar económico”. Así, según el premio Nobel, los nuevos indicadores que habría que tener en cuenta para medir el bienestar económico de un país son las actividades no comerciales (como, por ejemplo, los trabajos domésticos, el voluntariado o el ocio, el acceso a la sanidad o la inseguridad), así como las desigualdades (A.C./ Agencias, 2009).

Reestructuración del estado y autogestión social

Desde la aparición manifiesta del Sistema Capitalista Global (Soros, 2000) en los años de 1980 –a partir del traslado de la producción industrial de los países de occidente hacia la periferia global, que finalmente modificaron las economías nacionales de dinámica interna a través de las múltiples redes de flujo de capital, tecnología, información y productos que operan a escala global en tiempo real (Castell, 1999)–, se constituyeron velozmente Estados Corporación. Estos Estados se adecúan a la globalización de los capitales financieros, lo cual supone la minimización de sus obligaciones sociales hasta procurar librarse de la población económicamente no rentable, sobrante. Dentro del sistema de producción a base de tecnologías de punta, las capas sociales masivas no son necesarias (Fúrsov, 2008).

"Dentro del sistema de producción a base de tecnologías de punta, las capas sociales masivas no son necesarias" Clic para tuitear

Frente a la crisis sistémica del Globalismo, cuando cada vez más las iniciativas individuales y colectivas se emprenden autónomamente, sin depender de subvenciones de las administraciones públicas y sin someterse a dictámenes de las grandes corporaciones, la autogestión se convierte en una estrategia vital de la sociedad y su desarrollo. Comenzando el siglo XXI, la autogestión se despliega alrededor del planeta como un nuevo estado de cosas de la sociedad mundial. Hacerse a sí mismo se vuelve la naturaleza humana de las culturas globalizadas (El arte es verbo no sustantivo, 2011).

Metamorfosis de la administración y revolución del management

En síntesis, los problemas de la administración eran la eficiencia y escala, y la solución era la burocracia con su estructura jerárquica, metas en cascada, definiciones precisas de roles y reglas, y procedimientos sofisticados. En la actualidad, los ejecutivos se enfrentan a un nuevo conjunto de problemas, producto de un entorno volátil e implacable. Lo que se necesita ahora son metas audaces que motiven una búsqueda de formas nuevas y radicales de movilizar y organizar las capacidades humanas (Gary Hamel, 2009).

¡Ya no necesitamos modelos de gestión rígidos derivados de un exceso de control y reglas a las que el empleado debe adaptarse! Lo que se impone hoy son estructuras más horizontales, equipos creativos, innovación, transparencia y confianza para hacer frente a los nuevos tiempos de grandes cambios y reestructuraciones (Gary Hamel, 2009).

Deja una respuesta