La sociedad mundial como proceso: visión poscapitalista de la sociedad | MNIP

La sociedad mundial como proceso: visión poscapitalista de la sociedad

Visión posindustrial del desarrollo de la sociedad

El desarrollo de la sociedad, fundamentalmente, está en relación con el desarrollo de su capacidad productiva y la innovación de sus formas de distribución de la riqueza social. La interacción de estos dos grandes elementos, con predominancia de uno u otro, es lo que finalmente impulsa el desarrollo de la humanidad, teniendo en cuenta que, así como el factor productivo es el detonante y conducente del mismo, el factor distributivo es lo básico e imprescindible.

"El desarrollo de la sociedad, fundamentalmente, está en relación con el desarrollo de su capacidad productiva y la innovación de sus formas de distribución de la riqueza social" Clic para tuitear

La Revolución Neolítica (4000 A.C) y la Revolución Industrial (siglo XVIII) fueron dos de los hitos más importantes que demostraron la capacidad de transformación social que tiene el desarrollo de la capacidad productiva del hombre. La primera —con el dominio del riego a escala, la rueda, la escritura y la administración— que inició el fin de la Era Primitiva y los antecedentes de la Época Esclavista, y la segunda —con el descubrimiento de nuevas técnicas, máquinas y fuentes de energía solo comparables en importancia con las creaciones del Neolítico— que desintegró el sistema feudal e inició el gigantesco crecimiento productivo de bienes, transporte, comercio y finanzas del sistema industrial que hoy vivimos.

En el mismo sentido, el comercio y la guerra fueron los vehículos difusores que convirtieron en sistema, en civilización universal, a las Esclavaturas y Ciudades Estado del mundo antiguo; del mismo modo, la liberación de esclavos, las grandes migraciones y la expansión de tierras de labranza dieron origen a la Sociedad Feudal en el Medioevo. Estos ejemplos históricos demostraron la naturaleza transformadora de la distribución, que adquiere vital importancia ahora, más que el de la producción, para el paso de la Época Industrial a la Posindustrial, el mismo que solamente se dará a través de una gran distribución microempresarial de capital, tecnología, saberes productivos y capacidades de autogestión.

Eras, etapas, períodos y líneas divisorias

Era primitiva

Primer período / de expansión. Antecedentes, 15 millones de años (-15 millones, familia de primates homínidos, África: orangutanes, gorilas, chimpancés, australopitecos y homos; hasta -14 / -10 mil, término de glaciaciones y del Paleolítico)

Segundo período / de potenciación (-10 mil, Mesolítico: esparcir, plantar y encerrar. Nomadismo- Sedentarismo; hasta -4 mil, revolución neolítica: rueda, escritura jeroglífica, excedentes, concentración, jefes → dominio de otras tribus ↔ separación primaria de trabajo manual e intelectual).

Tercer período / de declive. (-4 mil, primeros reyes teocráticos y sirvientes: grandes irrigaciones, primeras ciudades: sumerios y mesopotámicos. Aldeísmo – civilización → Escritura, administración y trabajo intelectual; hasta -2.5 mil, cuando los esclavistas se imponen: grandes técnicas y Ciudades Estado ↔ diversidad y uniformidad guerrera → babilonios y egipcios. La sociedad se desarrolla por esferas: economía y producción – estratos sociales – ideología y ciencia – política y teocracia).

Era de las civilizaciones intermedias

Época antigua o Esclavismo. Primer período de expansión (desde -2 mil. Babilonios y egipcios dominan las matemáticas, la geometría y el tiempo. Asirios y persas dominan la guerra y la administración). Segundo período de potenciación (desde -500 culturas de ultramar. Grecia, conocimiento helénico superior. Ideología, guerra y administración). Tercer período de declive (desde +500 bárbaros. Germanos, eslavos, normandos, etc; +800 Carlo Magno… primeros feudos dinásticos).

Época media o feudal. Primer período de expansión (siglos XI – XIII: explosión demográfica; transformación de bosques en trigales, viñedos y pastos; nuevos núcleos urbanos en torno a castillos, fortalezas, abadías y puntos comerciales; poder real y Cruzadas). Segundo período de potenciación (siglos XIII – XV: Otro eje: grandes ciudades. Comercio entre grandes distancias. Nuevas órdenes urbanas: Dominicos Y Franciscanos. Universidades, Arquitectura Gótica y Pintura de Siena → del latín a lenguas vernáculas. La Literatura, Dante: La Divina Comedia). Tercer período de declive (siglos XV – XVIII: El Renacimiento. Gutenberg 1455 → numeración arábiga e investigación científica → el gran saber y los paladines del Renacimiento. El descubrimiento de América. La infantería española).

Época Contemporánea o Capitalismo. Primer período de expansión (1750 – 1850: Capitalismo nacional →Revolución Industrial Inglesa: máquina de vapor, maquinismo y división del trabajo → gran impulso de la industria, la navegación y el transporte → acumulación de capital, banca y finanzas. Francia: filósofos Diderot, D’Alembert, Jacobo Rousseau y Voltaire: principios científicos y culturales → La Enciclopedia. La transformación: de la libre concurrencia a la concentración). Segundo período de potenciación (1850 – 1950: Capitalismo Occidental e Imperialismo → Explosión Demográfica ↔ Segunda Revolución Industrial: petróleo, electricidad, dínamo, motor diésel, nueva metalurgia: el acero y la química de Nobel →Comunicaciones: telégrafo, teléfono, automóviles, aviones, barcos. La transformación: la concentración del capital y la producción). Tercer período de declive (1950 – 2050: Capitalismo Global ↔ Tercera Revolución Industrial: Energía atómica, computadoras, robótica y fibras ópticas. Capitalismo Global y reconversión de las formas de producción y organización de las naves industriales de producción en serie. Sobrecapacidad industrial y subempleo. Los factores cruciales del Poscapitalismo).

Época Poscapitalista o Tecnocracia (2050 – 2200, a través de períodos de 50 años)

Era científica y superior(2200 ? )

El segundo milenio de la sociedad occidental

Cada pocos siglos en la historia de Occidente (y cada cien años en la historia contemporánea), se produce una súbita transformación. Se cruza una ‘divisoria’. En el espacio de unas cuantas décadas, la sociedad se reestructura a sí misma: cambia su visión del mundo, sus valores básicos, su estructura política y social, sus artes y sus instituciones clave. Cincuenta años más tarde, hay un nuevo mundo, y quienes nacen entonces no pueden imaginar siquiera el mundo en el que vivieron sus abuelos y nacieron sus propios padres. En estos momentos, estamos viviendo una transformación así. Se está creando la Sociedad Poscapitalista (la sociedad del saber técnico-científico y las organizaciones tecnocráticas) / (Peter Drucker, La sociedad poscapitalista (Buenos Aires: Editorial Sudamericana, 1994, p. 9. Los términos entre paréntesis son de Ramón Espinoza).

Hace un milenio, en el siglo XI, sucedía algo semejante en Europa. De un momento a otro, el Medioevo de los señores feudales, con la imposición del poder real dinástico sobre el poder señorial, devino en un Sistema Feudal, en el primer periodo de la Sociedad Medieval Feudal. En esos momentos se dieron profundos cambios en la propiedad señorial del suelo, en el marco de la más grande explosión demográfica de la Edad Media y sus movimientos migratorios, históricos factores desestabilizadores. A través de la intensificación de la agricultura, la ganadería y el comercio, las primeras décadas del primer periodo de la Sociedad Medieval Feudal significaron el despertar de la actividad económica europea.

En los últimos años del siglo XX y los primeros años del XXI, nos encontramos en la parte final de la última línea divisoria de la historia de Occidente como Sistema Capitalista: en los momentos finales de las trascendentales décadas de cambio que se iniciaron en la década de 1950. Podemos interpretar, ahora, qué es lo que ha sucedido en la primera mitad del tercer periodo de la Sociedad Contemporánea hasta los años 2000, y qué sucederá grosso modo en su segundo espacio de tiempo, hasta el 2050 aproximadamente.

En la primera mitad del tercer periodo del Capitalismo, se ha expresado ya, en gran parte, la crisis general del Sistema Capitalista. Y en la segunda mitad se manifestarán, nítidamente, los nuevos elementos de la Sociedad Poscapitalista, que se iniciaría alrededor de las décadas 2040-2050, donde se daría otro eslabón o línea divisoria (la primera del Sistema Poscapitalista o Tecnocracia). Esa es la perspectiva histórica que sugiere la lógica implacable de la innovación civilizatoria.

Poscapitalismo, sociedad tecnocrática y trabajadores del saber

De una sociedad de capitalistas y trabajadores asalariados, se está pasando a una sociedad de administradores de conocimientos y trabajadores especializados. De la época del capital y el trabajo asalariado en fábricas se está pasando a la época del capital saber y el trabajo técnico científico en organizaciones de innovación continua. El capital dinero y el trabajo asalariado se vuelven auxiliares. Surgen otros factores básicos de producción social y fuentes de riqueza.

"De la época del capital y el trabajo asalariado en fábricas se está pasando a la época del capital saber y el trabajo técnico científico en organizaciones de innovación continua" Clic para tuitear

La nueva clase de trabajadores de conocimientos se basa en la propiedad y la administración de conocimientos especializados, en el aprendizaje continuo y la innovación. De forma contraria a los trabajadores de servicios que se mantienen –al igual que los jornaleros industriales del pasado– en organizaciones jerarquizadas de gerentes y empleados. La sabertocracia y los trabajadores de conocimientos conforman una nueva estructura social clasista emergente.

Lo que importa es el saber; no la tierra, ni el capital ni el salario. El saber es el recurso clave hoy. Pero este se vuelve obsoleto rápidamente. La transformación sistémica ha comenzado en todo el mundo. Se desarrollan los antecedentes de nuevas teorías económicas, sociales, culturales y políticas.

Administración en tiempo de crisis

La mezcla actual de urgencia, riesgos altos e incertidumbre seguirán siendo la norma incluso después de que la recesión llegue a su fin. La actual crisis crea el marco para una crisis sostenida, o incluso permanente, de desafíos serios y desconocidos. El peligro de la situación económica actual es que las personas en posiciones de autoridad terminen atrincherándose. Tratarán de resolver el problema con soluciones de corto plazo: controles más rigurosos, recortes globales y planes de reestructuración. Harán por defecto aquello que saben hacer para así reducir la frustración y acallar sus temores y los de los demás.

Su método principal será usar la experticia de siempre para ayudar a sus organizaciones a capear el temporal.

Pero en estos tiempos, la adaptabilidad organizacional que se requiere para enfrentar una sucesión incesante de desafíos supera la experticia de cualquiera. Nadie que ocupe una posición de autoridad —nadie en absoluto, en realidad— ha experimentado una situación como esta en el pasado. Algunas partes de la organización tendrán que morir y algunos puestos y formas habituales de hacer las cosas tendrán que ser eliminados; la organización necesitará la ayuda de las personas, no necesitará su lealtad a ciegas mientras la siguen por un camino rumbo al futuro, sino su ayuda entusiasta para descubrir ese camino. Y para que puedan ayudar tendrán que ser dotados de la capacidad para desempeñarse en un continuo entorno de incertidumbre y de cambios imposibles de controlar (Ronald Heifetz, Alexander Grashow y Marty Linsky, 2009).

"La organización necesitará la ayuda de las personas, no necesitará su lealtad a ciegas mientras la siguen por un camino rumbo al futuro, sino su ayuda entusiasta para descubrir ese camino" Clic para tuitear

Desarrollo sostenible de la sociedad andina

La sostenibilidad de los sistemas agropecuarios andinos y las montañas andinas es un problema que concierne a toda la humanidad. El actual crecimiento de la población del país y la presión que ejerce sobre el uso de la tierra andina y sus recursos, y la influencia que tiene esta región en el suministro de agua, energía y minerales la convierte en zona de alto riesgo por erosión y contaminación. El deterioro del paisaje y las condiciones ambientales en las montañas andinas se ha acelerado por problemas como la creciente erosión de los suelos debido al uso agrícola inapropiado, la contaminación de las aguas por la explotación minera, la perdida de la biodiversidad con la introducción de variedades nuevas y la presión del mercado en general.

Por tales razones, el estudio y gestión sostenible de los principales componentes de los ecosistemas andinos: suelos, agua, sistemas productivos, biodiversidad, políticas, etc., es fundamental para lograr que la estructura agropecuaria y las montañas andinas puedan funcionar en forma equilibrada, y puedan mantenerse en el tiempo sin deteriorarse, y por el contrario mejorarse. Realizar esta tarea implica contar con marcos conceptuales y herramientas metodológicas en cada uno de estos aspectos. La misión sería lograr el equilibrio entre la sociedad y la naturaleza, y desarrollar sin destruir, o reconstruir los ecosistemas más que destruirlos totalmente.

"El estudio y gestión sostenible de los principales componentes de los ecosistemas andinos: suelos, agua, sistemas productivos, biodiversidad, políticas, etc., es fundamental para lograr que la estructura agropecuaria y las… Clic para tuitear

Desarrollo sostenible de la amazonía

La PEA del hemisferio sur se convierte en millones de microempresas individuales y familiares. Así, la sociedad posindustrial emergente tendría como condición previa la creación y maduración de masas críticas de pequeñas empresas autogestionarias innovadoras, de base científica y tecnológica, y de amplio impacto socio-económico, que ocupe a la mayoría de la PEA, socialice el capital, libere el trabajo creativo y cree el potencial humano que necesita el desarrollo socio económico.

La Amazonía no es inmune a estos cambios de época. Se pueden crear redes empresariales de alto valor agregado a base de la demanda de productos orgánicos y ecológicos, la industria de alimentos y farmacéutica, el mercado de servicios ambientales y el ecoturismo, etc. Igualmente, se puede preconizar un aprovechamiento sostenible y rentable de la biodiversidad, a base de la convergencia de la biotecnología, la nanotecnología, la bioinformática, la cognotecnología, los conocimientos tradicionales y la agricultura sostenible.

Deja una respuesta