La ideología científica del Estado Social Andino - ESA | MNIP

La ideología científica del Estado Social Andino – ESA

La sociedad andina milenaria −después de un preludio de sedentarismo, agricultura, ganadería, arquitectura neolítica y vial, cerámica y metalurgia de 4 mil años (entre 5 mil y 1 mil años a.c.)− se desarrolló a través de unificaciones y diversificaciones culturales llamados Horizontes (de unificación cultural) e Intermedios (de diversificación cultural), en cada vez más amplios ámbitos geográficos subcontinentales. El Primer Horizonte (Chavín de Huantar: de 1 000 a 200 años a.c.); el Primer Intermedio (Paracas, Nazca, Mochicas: de 200 años a.c. a 500 años d.c.); el Segundo Horizonte (Tiahuanaco – Wari: de 500 a 900 años d.c.); el Segundo Intermedio (Chimú – Chinchas: de 900 a 1400 años d.c.); el Tercer Horizonte Superior (Inkas: de 1400 a 1530 años d.c.); y el Tercer Intermedio (Culturas Euroasiáticas: de 1530 a 2030). Proceso que explica la necesidad ahora de la construcción del Cuarto Horizonte Trascendente (que trasciende la crisis del capitalismo global y la falta de creación de liderazgo de la sociedad andina actual)

La hipótesis sobre el resurgimiento científico de la Sociedad Andina está en relación indisoluble con la crisis general del Sistema Capitalista Global. El Globalismo se deteriora, se descompone, se corrompe; sobre todo sus liderazgos, principalmente los políticos; y todo el sistema organizacional, reflejo de tales liderazgos; aunque, es particularmente evidente en las grandes inversiones público privadas de infraestructura vial, energética, acuífera, urbana, etc.; cuando el desarrollo de la economía y la sociedad sería, más bien, producto de una sumatoria numerosa de pequeñas obras multilocales que interconecten y permitan un desarrollo por distribución de la riqueza social creada en ámbitos territoriales regionales.

Actualmente, cuando el capitalismo de mercado global, Globalismo o Sistema Capitalista Global que vivimos, como tercer y último periodo de la Sociedad Capitalista, se encuentra en extinción, surgen los factores clave de producción social (FCPS) de la próxima civilización. Estos FCPS serían el capital saber, el trabajo autogestionario y la distribución del producto social por productividad, como antítesis de los FCPS del capitalismo: el capital dinero, el trabajo asalariado y la concentración de la ganancia. Tal situación humana planetaria ha creado hoy las condiciones extraordinarias para el resurgimiento científico técnico de una Sociedad Andina Trascendente.

Lo grandioso del actual momento histórico de transición entre Capitalismo y Tecnocracia, pues, es el resurgimiento del saber productivo y la autogestión social como factores sistémicos cruciales del desarrollo humano. Estaríamos ingresando a la última etapa de la Era de 5000 años de las civilizaciones que se desarrollaron hasta hoy sobre la base de la propiedad privada de medios de producción y la gestión coercitiva de mano de obra: Esclavitud, Feudalidad, Capitalismo, Tecnocracia. E, igualmente, estaríamos ingresando, en el mismo momento histórico, al resurgimiento de Estados Sociales humanos que basarían su desarrollo en las ciencias y la tecnología, la distribución de la riqueza y la autogestión social.

Nuestra alternativa cultural, económica, social, y también política, frente a la crisis del Globalismo, estaría en íntima relación con la construcción de un Estado Social poscapitalista de creación de nuevas riquezas para la vida humana; sobre la base de los tres factores cruciales del desarrollo tecnocrático y la sociedad andina superior.

En tal sentido, un ESTADO SOCIAL ANDINO – ESA sería un proyecto de representación, liderazgo y reconstrucción científica y tecnológica de la sociedad andina sin fronteras nacionales; sobre la base del rescate y sistematización del conocimiento naturalista empírico, la reorganización del trabajo autogestionario y la distribución de la riqueza social de la sociedad preincaica avanzada e incaica superior (1,000 a.c. – 1,500 d.c.); cuando el sistema económico social y político del capital dinero y el empleo asalariado se autodestruyen y se reproduce un nuevo sistema económico, social y político basado en el capital saber y el autoempleo de masas.

“Lo grandioso del actual momento histórico de transición entre Capitalismo y Tecnocracia, pues, es el resurgimiento del saber productivo y la autogestión social como factores sistémicos cruciales del desarrollo humano”. Clic para tuitear

Deja una respuesta