Introducción | MNIP

Introducción

Los dos años próximos (2020-2021) serán de reestructuración de la economía nacional por in-novación del consumo y la producción de bienes y servicios básicos (alimentos, sanidad, edu-cación, comunicaciones, confecciones y manufactura de seguridad urbanas…), y por sustitución de importaciones. Así, se reestructuraría, no reactivaría, la economía nacional pre-pandémica, poniendo las bases para el desarrollo de una economía nacional de dinámica interna y de nuevas relaciones económicas globales científico-técnicas y sostenibles. Todo ello si el liderazgo políti-co-social del país se pone a la altura de los nuevos retos globales pandémicos y pospandémicos. Esa es la lucha que enfrentamos: reestructuración versus reactivación.

Es urgente entender que la pandemia viral que enfrentamos no es algo totalmente negativo, que también significa una gran oportunidad. ¿Por qué? Porque la Economía del Globalismo llegó al 2020 ya en un estado de crisis general por destrucción de gran parte de las economías locales y naturales del planeta, y por creación de un monumental desempleo y subempleo de la mano de obra. Lo que nos exige, por consiguiente, la reestructuración de las economías nacionales sobre la base de sus originarias economías locales y naturales, y crear un empleo digno para la gran mayoría de la PEA, tan empobrecida hoy. Todo ello en el marco del desarrollo científico-técnico del siglo XXI.

Sin embargo, para comprender todo ello, es igualmente importante ser conscientes de la realidad nacional como esencia y como proceso. La profunda y compleja realidad nuestra no comienza ni termina con el COVID-19. Estamos obligados a dominar, pues, (1) el proceso de la Sociedad Contemporánea o Capitalista que produjo el proceso del Sistema Capitalista Global (SCG) actual como tercer y último periodo de su existencia; (2) los procesos pendulares: Nacionalismo de Pos-guerra-Globalismo invasivo-Nacionalismo Científico del SCG; y (3) los tres modelos económicos que se desarrollaron después de la Segunda Guerra Mundial.

Deja una respuesta